tercer entrega de las adivinanzas de Isabel Escudero

Aunque tengo cuatro patas
yo no puedo caminar:
la muerte, el amor, y el sueño
me vienen a mí a buscar.