Aquí va un cuento de Benedetti con las palabras un tanto desordenadas: ordena las palabras de cada frase y podrás leer una divertida historia.