Nuevo poema breve de Escudero, ligero y cantarín, para suavizar nuestras preocupaciones…
Si yo me muero
no te eches toíta la culpa
que eso no es cierto,
que también ha influido
que hizo mal tiempo.