Monterroso nos habla de desastres naturales que se encadenan, sin que nadie sepa muy bien si hay una explicación…




Hubo una vez un rayo que cayó dos veces en el mismo sitio; pero encontró que ya la primera había hecho suficiente daño, que ya no era necesario y se deprimío mucho.