A veces las cosas del querer son tan complicadas que uno no tiene otro remedio que hacer alguna pequeña locura…pero con ritmo, por lo menos…
(el vídeo puede verse con o sin subtítulos)